IN SHORT

Fecha de inauguración: Septiembre de 2010

Total de m2 renovados: 2.601,28

Coste total de la renovación: 1,5 millones de US$

Cantidad media de usuarios al día durante el curso académico: 550 - 600

Pista: Mondo Sportflex

Campos multiusos: Mondo Advance

Sala de pesas: Mondo Sport Impact y Plataformas incrustada.

Arquitectura Deportiva
(USA)

La Universidad de Findlay es una institución privada mixta situada en Findlay, Ohio, USA con más de 4.600 alumnos entre los matriculados en modo full-time (más de X créditos durante X semestres según la institución) y en modo part-time (menos de X créditos durante X semestres según la institución). Su Koehler Recreation Complex de 9.383 m2 fue construido en 1999. Un ala del edificio alberga una pista de hielo y un centro cardio muy frecuentado, y la otra ala las instalaciones de entrenamiento de los equipos universitarios de la UF, que dispone de cuatro campos de baloncesto, una pista indoor de 6 calles, fosos de arena para salto de longitud, y una sala de lucha. 

 

DESCARGAR ARCHIVO EN PDF

Una guía excepcional

En el año 2010 y en respuesta a una encuesta que puso de manifiesto el deseo de los alumnos de disponer de más opciones deportivas y de recreo, la UF transformó la pista de hielo en un centro deportivo y de fitness de vanguardia para estudiantes. Siguiendo las instrucciones de Bryan Golding, director de servicios deportivos y de recreo de la UF, los funcionarios de la universidad escucharon muy atentamente que deseaban los alumnos, y eligieron el pavimento de caucho para la renovación que a la vez satisficiera las necesidades de los alumnos, fuese duradero y de fácil mantenimiento.

Encuestando a los alumnos

Después de que la UF finalizó sus programas interuniversitarios de hockey masculino y femenino a mediados del año 2000, se vio el poco uso de la pista de hielo del complejo Koehler por parte de los estudiantes del campus. "Teníamos programado tan sólo un par de eventos intramurales, y algún abierto de patinaje para nuestros alumnos. También era utilizada por las ligas comunitarias de hockey de jóvenes y adultos, aunque la universidad apenas se aclaraba incluso en lo económico en cuanto a la pista", dijo Golding. "Además de que no se trataba realmente de un espacio abierto en el que nuestros alumnos pudiesen entrar y utilizar en cualquier momento".

Una encuesta exhaustiva de casi 1.000 estudiantes universitarios y licenciados en Noviembre de 2008 dejó muy claro cuales eran los deseos de los alumnos: un 76,4% dijo que nunca había utilizado la pista de hielo y un 77,6% manifestó que quería un centro deportivo y de recreo para la población estudiantil en general que no estuviese reservado para los equipos de la universidad o para grupos externos.

En los primeros puestos de la lista de preferencias para el nuevo centro deportivo y de recreo se situaban las paredes de roca para escalada (mencionada por el 65,9% de los encuestados); los campos polivalentes para baloncesto, voleibol, tenis y bádminton (60,7%); un bar de zumos (54,8%); una sala de estar para alumnos (51.3%); una sala para ejercicios aeróbicos y danza (43,7%); y pistas de ráquetbol (47,7%).

Además, los funcionarios de la universidad se dieron cuenta de que otras escuelas y universidades próximas disponían de centros deportivos y de recreo para alumnos, por lo que la renovación de las instalaciones permitiría a la UF competir en condiciones más optimas de cara a la captación de futuros alumnos. 

 Junto con el centro cardio actual, los planes finales de renovación incluían un pavimento multiuso; una pista de walking/jogging de tres calles; una sala de pesas; una pared de roca para escalada; una pista de ráquetbol; una sala de estar para alumnos; una cafetería/restaurante; y una zona con sillones, mesas de billar y de ping-pong. 

Convertir una pista de hielo en un centro deportivo y de recreo.

La UF contrató a RCM Architects para ayudarles a convertir la pista de hielo en un centro deportivo y de recreo. Irvin Reinhart, arquitecto de proyecto de RCM, dijo que el nombramiento representaba varios retos, incluyendo convertir un espacio frío y poco atractivo en un espacio con mucha luz y excitante; encajar todos los elementos necesarios en el espacio disponible; encontrar el pavimento indoor que pudiese soportar todas las actividades deportivas y no deportivas, tales como banquetes y conciertos, sin que fuese necesario la utilización de alfombras para la protección del suelo; garantizar una altura del pavimento constante a lo largo de las diferentes secciones del centro; y finalizar la obra dentro de tan solo cinco meses. 

Aunque el reto mayor era la propia pista de hielo, que se asentaba sobre una solera  de hormigón de 10,16 cm. de grosor. A los arquitectos les preocupaba que, debido a que el hormigón había estado bajo el hielo durante casi 11 años, la solera y cualquier otra cosa que estuviese debajo podrían estar blandas, lo que podría ocasionar problemas con los pavimentos deportivos que se pudiese instalar encima. Así que después de quitar el hielo, se realizó una cata de aproximadamente 152 cm a través de la solera de hormigón y se sacaron muestras a efectos del control del grado higrométrico.

"Queríamos asegurarnos de que allí debajo no existían aguas contaminadas", dijo Reinhart. "Aparte de eso, el vapor de agua podría continuar migrando a través de la solera y finalmente reducir la adherencia entre la solera y el pavimento deportivo, lo que generaría la aparición de burbujas y brechas en el suelo".

Mientras esperaban los resultados de las pruebas higrométricas, el equipo de construcción desbastó la solera en varios puntos para optimizar su planicidad. Una solera que no esté perfectamente plana no es relevante para una pista de hielo, debido a los niveles de agua propiamente dichos antes de congelarse, pero sí es especialmente importante para un pavimento deportivo. Por suerte, sólo algunos sectores del suelo necesitaron un desbastado mecánico significativo.

Los resultados de las pruebas demostraron que el contenido de agua debajo de la solera no era relevante, aunque después de estar bajo el agua durante años, la solera propiamente dicha seguía teniendo altos niveles de humedad. Para mantener los hitos del programa de construcción, en lugar de esperar a que la solera se secara, los arquitectos decidieron recubrirla con una barrera de vapor epóxica que sellaría el hormigón y garantizaría que el vapor de agua no ascendería a través de la solera y afectaría al pavimento deportivo.

 

Pavimento duradero y de fácil mantenimiento

Previendo el intenso uso de la instalación por parte de alumnos, cuerpo docente y personal, los funcionarios de la UF sabían que tenían que seleccionar un pavimento deportivo que fuese duradero y fácil de mantener, y que mejor sirviera para cada actividad en particular.

 "Para la pista, queríamos un pavimento para pista de competición que fuese duradero y no demasiado duro para las rodillas y espinillas. Tendría que tener una cierta capacidad de amortiguación", dijo Golding. "Este planteamiento también era válido para el pavimento multiusos para las pistas de baloncesto/voleibol: Tenía que ser un producto que iba a durar y que diera la sensación de que no estábamos caminado sobre hormigón. Para el pavimento de la sala de pesas, necesitábamos una superficie con una alta resistencia a los impactos por que conocíamos a nuestros equipos universitarios de atletismo que se entrenaría allí, y cuando estos entrenan, el pavimento de la sala de pesas absorbe una gran cantidad de impactos de las pesas al caer". 

 Kiefer Specialty Flooring, un distribuidor e instalador autorizado de Mondo, trabajó con la UF para identificar los pavimentos deportivos que mejor se adaptarían a los objetivos previstos. Kiefer recomendó el pavimento de caucho Sportflex de Mondo para la pista, el pavimento de caucho Advance de Mondo para los campos multiusos, y Sport Impact y las Plataformas Incrustadas de Mondo para los suelos de la sala de pesas.

 Los funcionarios de la UF ya estaban familiarizados con los pavimentos Mondo: Dos de los campos de baloncesto y la pista situados en la otra ala del complejo eran pavimentos de caucho de Mondo.  "Resultó algo obvio decidirse por el pavimento deportivo de Mondo -- su producto es tan bueno", dijo Golding. "Licitamos el contrato del pavimento, pero en el fondo, queríamos hacerlo con el mejor, y ellos son los mejores".

 Reinhart, añadió, "Nos vimos gratamente sorprendidos cuando nos enteramos que el pavimento de caucho de Mondo no tenía que cubrirse para los grandes eventos o cuando se tenían que servir alimentos". 

 

Color coordinado, pavimento a ras

La UF planteó un reto especial a Mondo con relación al pavimento de su pista de competición: el diseño de un color personalizado para coincidir con el naranja del logo de la universidad - que Mondo podía hacer - de forma que en las calles de la pista de competición se alternarían los colores entre el negro y el naranja, los colores oficiales de la universidad. Esto no solo parecería digno de admiración, sino que eliminaría las líneas de separación entre las calles en la superficie de la pista de competición, que se pueden desgastar y tener que volverse a pintar.  

 RCM se alegró de poder utilizar diferentes productos de pavimento de caucho para la pista y para las áreas principales de los campos debido, además de a sus colores diferentes, a que la textura variada de los pavimentos deportivos proporcionaría referencias visuales a los usuarios del complejo. 

 Los arquitectos estaban preocupados, no obstante, con respecto a la instalación de pavimentos deportivos con diferentes espesores. Garantizar que los espesores de los pavimentos de caucho fuesen uniformes evitaría problemas de detalles y riesgos de tropezones en las transiciones del pavimento.  "No pudimos encontrar otro fabricante aparte de Mondo que ofreciese los tres tipos de pavimentos deportivos que seleccionamos y que los tuviese disponibles con los mismos espesores", dijo Reinhart. "Sin Mondo, habríamos tenido que trabajar con múltiples fabricantes cuyos pavimentos deportivos tendrían todos espesores ligeramente diferentes".


 

¡Un rotundo acierto!

El nuevo centro abrió sus puertas el 15 de septiembre de 2010.  Golding dijo que los alumnos han sido sumamente felices con ello y que el uso del complejo se ha disparado. Después de un año de su apertura, 115.000 visitantes entre estudiantes, profesores y personal han utilizado el centro. 

Golding dijo también que la UF está enormemente satisfecha con los pavimentos de caucho Mondo.  "Los amamos. Ha sido fabuloso. Desde que los estudiantes los utilizan y juegan en ellos hasta el mantenimiento y limpieza, han resistido muy bien", añadió Golding. "No he visto apenas que aparezcan rozaduras u otras marcas como sí he visto en los campos de suelo de madera. Además, a diferencia de los campos de suelo de madera, no tenemos que volver a barnizarlos ni sellarlos cada par de años, lo que ayuda a mantener un coste bajo de mantenimiento".

Un centro galardonado

El nuevo centro ya ha cosechado los honores del sector: En Diciembre de 2011, La Asociación Americana de Constructores Deportivos reconoció el centro Koehler por la excelencia en la construcción de centros deportivos con un premio por lugar modélico en la categoría de centros multiusos indoor. 

# # #