IN SHORT

Año de fundación: 1893
Número de matriculados: 32.415
Gasto total del proyecto: 4,3 millones de dólares
Superficie del campo: 13.935 m2

 

Arquitectura Deportiva
(USA)

Aunque Diane Dahlmann es natural de Chicago, no hay duda de que tiene la típica desconfianza que caracteriza a todos los nacidos en Missouri. Antes de que la University of Missouri firmase el contrato, quiso tener la certeza de que el Mizzou’s rec department (Departamento Recreativo de la Universidad de Missouri) obtuviese su correspondiente beneficio. Es precisamente esta dedicación a la calidad lo que ha determinado la decisión de sustituir la superficie desgastada del campo recreativo Stankowski. La sustitución ya completada del césped del Mizzou's rec department representa una historia "ejemplar" para los compañeros de los colleges y de las universidades de toda la nación.

DESCARGAR ARCHIVO EN PDF

Las instalaciones recreativas de la University of Missouri se sitúan en el "primer puesto a nivel nacional"

Un campo tan explotado como este ha representado un tema candente para el campus en los últimos años. "El viejo césped, en realidad, ya estaba desgastado dos o tres años antes del momento en el que tuvimos la posibilidad de sustituirlo", explica Dahlmann. "Era indudable que los estudiantes sabían en qué condiciones estaba el campo y manifestaron en voz alta su deseo de que fuese sustituido por el mejor césped artificial comercial que se pudiese encontrar en el mercado".

El campo Stankowski está ubicado estratégicamente en el centro del Mizzou's Columbia Campus. Los estudiantes tienen un sentido de pertenencia a este campo que se puede entender perfectamente, pues en realidad les pertenece a ellos. De hecho, el campo forma parte del Departamento Recreativo de la Universidad en vez de los departamentos de Atletismo y de Educación Física.
 

Actividad en el campo

Desde por la mañana hasta última hora de la noche, se puede ver a estudiantes en el campo practicando actividades que van desde los partidos amistosos de fútbol y flag football al frisbee y al footbag. Este campo representa también un lugar en el que los estudiantes pueden dar rienda suelta a su energía o simplemente pegarle unas patadas al balón. La actividad en el campo comienza casi todas las mañanas a las 5:30 h, cuando empiezan los entrenamientos de la ROTC y las luces no se apagan hasta la una de la madrugada. Se llegaron a realizar algunos intentos de cerrar antes, pero fueron acompañados por los gritos de protesta de los estudiantes.

La voz de los estudiantes en la toma de decisiones

Para Dahlmann era importante que los estudiantes tuvieran voz y voto en la selección de la superficie que se iba a instalar. "Visitamos distintas instalaciones, comparamos los productos y trajimos alguna muestra para que nuestros estudiantes pudiesen verla y darnos su opinión. No hay duda de que con Mondoturf" han elegido la opción más lógica, al menos en mi opinión. La instalación se pudo acabar para la primera semana de julio y todos quedaron plenamente satisfechos. En un campus de casi 30.000 estudiantes, Dahlmann no ha oído ni una sola queja. "Francamente, los estudiantes pagan lo estipulado y todo lo que necesito es oír sus comentarios entusiastas". ¿Los estudiantes se han planteado el problema del medio ambiente? “Si tienes un producto que se llama Ecofill®, está todo dicho.

Pero todavía es más importante el hecho de que la superficie ha resultado ser más fresca que cualquier otra dotada de diferentes tipos de relleno, por lo que esto ha representado un punto más a favor”. Ahora, las críticas por el hecho de jugar sobre una superficie desgastada y que no drenaba el agua de manera adecuada han desaparecido.

Mizzou alcanza su objetivo

Los campos nuevos son costosos y algunos escépticos se han preguntado cómo el equipo de Mizzou ha logrado alcanzar sus objetivos en tiempos tan duros. Cuando Dahlmann llegó al cargo, en diciembre de 1997, en el campo Stankowski se acababa de instalar un nuevo césped artificial. A pesar de eso, “seguí haciendo presión sobre la División de Cuestiones Estudiantiles, para que literalmente se asignasen 100.000 dólares al año. Me dijeron que no podía pretender hacer una cosa así y yo respondí: 'Pues sí que lo pretendo, considero que tengo un deber moral y ético para conseguir ese dinero”. Y eso es exactamente lo que hice, ahorrando de 100 a 200 mil dólares al año: “de esta manera, cuando llegó el momento de sustituir el césped, teníamos 1,5 millones de dólares ahorrados listos para financiar el proyecto”.

El hecho de tener el campo instalado y haber albergado una serie de pruebas deportivas en verano, además de los Missouri Special Olympics (Olimpiadas Especiales de Missouri), hace que Dahlmann sea una mujer feliz. “Mi trabajo es el sueño de todos los responsables de la actividad recreativa del campus”. Se le puede tomar la palabra, pues la University of Missouri, gracias a sus instalaciones recreativas, se ha clasificado en el "primer puesto a nivel nacional".
 

Proyectos Similares