IN SHORT

Medidas: 13.000 m2
Coste Total: 50 millones de dólares
Superficie de la pista y el césped: 7.000 m2
Superficie de la sala de pesas: 6 m2

Arquitectura Deportiva
(USA)

Desde 1845, la United States Naval Academy (Academia Naval de Estados Unidos) ha instruido y adiestrado a hombres y mujeres, otorgándoles la titulación de oficiales navales. Con sede en Annapolis, MD, la misión de la Academia es que los aspirantes a guardiamarina se desarrollen "moral, mental y físicamente”.

DESCARGAR ARCHIVO EN PDF

Cada uno tendrá la oportunidad de adquirir una amplia serie de competencias a través de actividades formativas básicas, entre ellas la ingeniería, las ciencias puras, la matemática y las ciencias humanísticas y sociales. Al término de este recorrido, los hombres y mujeres graduados en la Academia tendrán la posibilidad de emprender prácticamente cualquier tipo de carrera en los cuerpos de los Navy o de los Marine.
El otro elemento integrante de la formación de la Academia es su programa de atletismo, que ofrece una oportunidad de liderazgo además de las experiencias del juego en equipo, del compromiso común, de la dedicación y del sacrificio individual.

Wesley A. Brown se graduó en la US Naval Academy en 1946, superando una importante barrera racial, pues no en vano fue el primer afroamericano en graduarse en la Academia. En 1969, el capitán de corbeta dejó el Cuerpo de Ingenieros civil de los Navy por jubilación, después de una ilustre carrera. Durante su carrera, formó parte de la facultad de la Howard University como analista de estructuras físicas. El 10 de mayo de 2008, los Navy homenajearon a Brown dedicándole su instalación más reciente: el Palacio de Deportes Wesley A. Brown.


En 1999, para el Palacio de Deportes de la Howard University, se planificó un trabajo de reestructuración del viejo pavimento, pero las reparaciones resultaban muy costosas y con carácter no definitivo, con los consiguientes gastos posteriores. Stephen Cooksey, profesor asociado de educación física así como exitoso entrenador jefe del equipo de atletismo de los aspirantes a cadetes de marina, se dirigió al Jefe del Departamento de Educación Física, Tom Virgets. “Le dije que estaba dispuesto a estar fuera de la instalación indoor durante un año, con tal de tener una nueva superficie”, relata Cooksey. Virgets le dio una idea todavía mejor: tratar de encontrar un espacio para un nuevo edificio. Ese espacio se encontró y pronto la Universidad logró poner en marcha los trabajos para hacer un palacio de deportes totalmente nuevo.
 

Proyectos que miran al futuro

Desde el comienzo de las negociaciones sobre el proyecto, Cooksey quería una pista dotada de un sistema de inclinación. No obstante, el intento del director atlético, Chet Gladchuk, era garantizar que el edificio pudiera albergar también los entrenamientos de fútbol, fútbol americano y otros deportes. Esto tenía el inconveniente de que el sistema de “alfombra mágica”, un sistema con césped artificial retraíble, excluiría la posibilidad de tener una pista con sistema de inclinación. “Así que le hablé del sistema hidráulico para pistas de Mondo que permite pasar de un nivel completamente plano a un nivel inclinado”, nos cuenta Cooksey, que había visto la pista en Penn State. Como entrenador jefe del Campeonato Mundial indoor, en marzo de 2008, la vi de nuevo en Valencia. “A medida que el proyecto avanzaba, empecé a prestarle atención a Mondo. Cuando tuve la posibilidad de ir a Montreal y ver la instalación y el modo en el que las superficies estaban ensambladas, me convencí de que estábamos en el camino correcto”.

El Palacio de Deportes Wesley Brown es un estadio de 13.000 m2 cuyo objetivo es albergar programas de educación física, actividades deportivas universitarias, atletismo indoor, deportes de club y personal fitness. El edificio cuenta con un campo de fútbol totalmente de césped artificial, retraíble, del que emerge una pista Mondotrack de 200 metros de elevación hidráulica y tres pistas de baloncesto permanentes.

El Palacio de Deportes homologado LEED es, en toda su estructura, conforme con las exigencias normativas en cuanto a materiales, incluida la superficie sport impact de Mondo en la sala de pesas y en otros campos deportivos. Cuando empieza a hacer más frío, ambos equipos de atletismo de los Navy (masculino y femenino) empiezan a usar la pista hidráulica de Mondo, en torno a noviembre. “Todos están tremendamente satisfechos, desde los estudiantes al equipo, pasando por el cuadro de entrenadores”, declara Cooksey. “Se ha corrido la voz de que disponemos de un nuevo sistema hidráulico, así que hay una lista grande de equipos que aspiran a firmar un contrato para celebrar aquí sus competiciones. ¡La reacción ha sido extraordinaria!”.

Innumerables opciones de entrenamiento

Cooksey afirma que las variantes en los estilos de entrenamiento son fáciles de obtener gracias a la regulación de la pista hidráulica. “En los días en los que pretendemos centrarnos en la velocidad, levantamos completamente la pista, inclinada al 100 %. Mientras que los días en los que nos interesa un poco más la distancia, descendemos al 50 y al 30 %. Esto facilita la realización de regulaciones para las piernas de los niños”. Añade después que hay un plus en referencia a la nueva Mondotrack. “En términos de impacto sobre los atletas, me parece que obtienen un mayor rebote de la pista. Creo que les servirá de ayuda”.

De los programas de atletismo para hombres y mujeres de la Academia Naval han salido regularmente atletas famosos y la nueva pista hidráulica promete mantener esta tradición. Diciembre ha introducido la competición de inauguración tanto masculina como femenina seguida de los encuentros en enero. La inauguración, dedicada a Wesley A. Brown, estará protagonizada por 6 equipos famosos, “Estarán Tennessee, nosotros, la Universidad de Maryland, Georgetown, Princeton y Lasalle”, dice Cooksey.

La tecnología de Mondo desempeña un papel significativo en el compromiso constante por un atletismo de primera clase en la US Naval Academy. Cuando el palacio de deportes fue inaugurado por el almirante Michael Mullen, presidente de los Comandos Conjuntos de Personal, la ceremonia fue conmovedora para Brown. “Indudablemente, este es el momento más bonito de mi vida. Se trata del edificio más espectacular que he visto nunca. Es majestuoso”.

Un modo perfecto de dejar un legado duradero en honor del capitán de corbeta Wesley A. Brown.

 

Proyectos Similares