IN SHORT

Fecha de finalización: 2007
Superficie total en m2: 13.378 m2
Coste total construcción: 14.546.000 $

 

Arquitectura Deportiva
(USA)

Situada junto a la ciudad de Anchorage, la ciudad más septentrional de USA en el sur del estado de Alaska donde el clima subártico se prolonga desde Octubre hasta Abril, la Base Aérea de Elmendorf es el hogar de miles de soldados. Bautizada con ese nombre en honor del piloto de pruebas el Capitán Hugh M. Elmendorf, la Base es un refugio contra las rigurosas condiciones invernales de la región.

DESCARGAR ARCHIVO EN PDF

Aunque los elementos pueden ser desafiantes, la belleza de los territorios circundantes ayuda a equilibrar la vida en esta remota y aislada ciudad. Una sensación de comunidad campea en medio del sonido de entrada y salida de los reactores.

El diseño exclusivo del edificio principal de la base se inspiró en la vista de los campos abiertos al norte de la pista del aeropuerto. La marquesina de la entrada y el techo del vestíbulo forman la referencia del ángulo de vuelo a medida que el avión despega, con la marquesina estirándose sobre el asiento para congregar a la gente "bajo el ala" y dentro del edificio.

La primera prioridad la salud y el estado físico

La Base Aérea de Elmendorf es también un punto de reunión y zona de entrenamiento para el personal de las fuerzas aéreas y sus familias, incluyendo el Cuartel General, la Región NORAD Alaskan (ANR), la Fuerza de Tarea Conjunta-Alaska (JTF-AK), el Comando Alaskan (ALCOM), la 11ª Fuerza Aérea y el Ala 673ª de la Base Aérea, el Ala 3ª, el Ala 176ª y otras unidades externas. Durante los meses de invierno, los programas del Club de Fitness incluyen tanto deportes de invierno al aire libre como ejercicios bajo techo.

Con una abundante luz natural, el Club de Fitness dispone de aparatos de ejercicios de última generación y de espacios abiertos y de colores vivos que conectan visualmente las actividades y las personas. La ventana corrida del suelo al techo del vestíbulo hace las veces de un faro luminoso, atrayendo a la gente bajo la lona protectora del ala de la marquesina y dentro del edificio. Esta sensación al llegar le ha dado mayor importancia en los días oscuros de invierno y durante el mal tiempo. Añadiendo inspiración a las sesiones de ejercicios están los colores vivos, incrustados con formas angulares atrevidas que crean una atmósfera de optimismo para estimular los niveles de energía a medida que gente se dirige al centro de fitness.

Está todo en el diseño

Hastings and Chivetta Architects diseñaron un hall muy acogedor en la entrada principal del complejo. Captando el espíritu del proyecto, un centro neurálgico de la instalación rodea a los que entran con conexiones espaciales. Luz natural, vida, color y actividad llenan el espacio, acentuando su dinamismo.

El concepto abierto de atrio de dos pisos crea una interacción entre la gente y la acción. Visualmente ligado a actividades sobre la pista de atletismo, las áreas de ejercicio en el segundo piso dominan el exterior y las oficinas administrativas. Esta se separa si el complejo es también el punto de control de seguridad. Para pasar a la instalación, los usuarios tienen que atravesar una puerta formada por el mostrador de control de firmas y las oficinas administrativas.

Otra característica exclusiva de diseño en el área de fitness es la alineación de pequeñas ventanas que acotan las dos secciones rectas de la pista de atletismo. Un fino rayo de luz se mueve hacia arriba y hacia abajo a medida que los usuarios recorren la pista incrementando la sensación de movimiento. El efecto es como correr a través de un edificio con pequeñas aberturas rasgadas en la pared, permitiendo que fragmentos de luz recorra la superficie. Conceptualmente, el personal de la fuerza aérea puede ampliar esa imagen en una situación de combate.

Aunando esfuerzos para proteger

Una misión importante de la Base Aérea de Elmendorf es apoyar y defender los intereses de USA en la región Asia Pacífico y en todo el mundo. Proporcionando unidades listas para la proyección del potencial aéreo a nivel mundial, la Base es capaz de satisfacer los requisitos de tráfico de aeronaves y escalas técnicas en el escenario de operaciones del PACOM. Desde el verano de 2010, la Base Aérea de Elmendorf ha operado como parte de la Base Conjunta Elmendorf-Richardson (JBER) junto con el colindante Fort Richardson. Estas bases fueron fusionadas oficialmente por la Comisión de Cierre y Realineamiento de Bases en tanto que compartían siempre la misma posición geográfica relativa.

La unidad anfitriona en el JBER es el Ala 3ª. Como la unidad principal y más grande de la 11ª Fuerza Aérea, el Ala 3ª adiestra y equipa el ala principal del Cuerpo Expedicionario del Ejercito del Aire compuesta por 6.900 efectivos y por aviones F-15C/D, E-3B, C-17, F-22A y C-12F/J.

Cuidando del terreno

Además de proteger la soberanía nacional, el JBER es responsable de la administración y protección de los casi 300 km2 de terreno circundante. Se han puesto en marcha cuatro secciones en el contexto del Programa Medioambiental, que son: Planificación y Conservación Medioambiental, Calidad Medioambiental, Recuperación Medioambiental y Prevención de la Contaminación.

Los espacios naturales o vírgenes constituyen el hábitat de la fauna autóctona, aunque se permite el acceso al personal de la Base y al público para usos recreativos al aire libre. Al objeto de garantizar que el JBER cumple con los requisitos de calidad medioambiental, el Programa Medioambiental está constantemente al tanto de cualquier violación en cuanto a la utilización de sustancias tales como residuos y materiales peligroso, aceites usados y de una calidad de aire peligrosa. Se realizan esfuerzos adicionales para eliminar la contaminación producida por operaciones anteriores. Esto garantiza la recuperación del terreno y reduce los riesgos para las personas.

Proyectos Similares