IN SHORT

Fecha de finalización: noviembre de 2008
Coste: 8 millones de dólares
Espectadores en el estadio: 2.300
Duración de las obras: 4 meses
 

Arquitectura Deportiva
(Angola)

Llevar el deporte al corazón de la selva. Este es el reto que ha sometido a una dura prueba al equipo de Mondo, pero que le ha dado una gran satisfacción precisamente por haber superado problemas nunca antes encontrados.

DESCARGAR ARCHIVO EN PDF

Un proyecto fascinante

Crear una estructura de vanguardia para fomentar con éxito la práctica del deporte en toda la nación, con este objetivo las autoridades de Angola se dirigieron a Mondo para la construcción del estadio Mbuco Mabele, que hoy es el lugar ideal para entrenar a los futuros campeones en deportes como el fútbol, balonmano, baloncesto, atletismo y fútbol sala. Un proyecto fascinante y comprometedor al mismo tiempo, que ha obligado a Mondo a echar mano de toda su capacidad profesional y su experiencia para satisfacer las exigencias del gobierno angoleño y superar los problemas logísticos que plantea la ubicación de la instalación, en pleno corazón de la selva.

El reto

La finalización del estadio municipal Mbuco Mabele fue un momento de gran satisfacción tanto para las autoridades angoleñas como para Mondo. La ubicación de Buco-Zau, ciudad con una población de poco más de 40.000 habitantes en la provincia de Cabinda, en plena selva, elegida para albergar el estadio, representa un reto que inicialmente pareció imposible de superar. El estado de las infraestructuras, sobre todo las carreteras, y los problemas en el suministro de agua habrían podido ser un obstáculo insalvable en la realización del proyecto, pero la experiencia de Mondo permitió gestionar la entrega de materiales y el traslado del equipo de trabajo hasta el lugar sin grandes problemas. “Respetar los tiempos previstos fue un auténtico milagro. Todo el material llegó desde Portugal sin que se perdiera un solo tornillo”, comenta con orgullo Carlos Paixao, director de Mondo Portugal. Llegar a construir un estadio en el centro de la selva angoleña, sin poner en peligro la calidad de la instalación, es motivo de un gran orgullo para Mondo, así como haber asistido al entusiasmo de la población local al finalizar las obras. “Fue un trabajo impresionante, sobre todo por los problemas logísticos -continúa Paixao-, pero al final el resultado obtenido satisfizo a todos, incluidos los habitantes de Buco-Zau”.

¿Cómo se construye un estadio en la selva?

La realización del estadio Mbuco Mabele fue el resultado de un duro trabajo de preparación. En primer lugar, en la zona destinada a la instalación se eliminaron completamente todos los árboles, matojos y demás vegetación. Posteriormente, se pasó a la nivelación del terreno y el área se preparó antes de la aplicación del aglomerado asfáltico. Después se colocaron los sistemas de riego y saneamiento, tras lo cual se colocó el manto de césped artificial. En este punto, se levantaron las barreras y las vallas que rodean el campo y se ensamblaron las estructuras de los graderíos. Los componentes del terraplén se montaron formando una única unidad. Después del campo de fútbol se pasó a la pista, con la aplicación de una capa adhesiva sobre el aglomerado asfáltico y la posterior instalación del pavimento deportivo. “Después de un proceso de acabado y retoque de todos los componentes la obra se consideró finalmente acabada. Al final lo festejamos con una memorable ceremonia de inauguración en la que participaron todos los niños de la zona” recuerda Paixao.

El resultado

Se realizaron todas las estructuras previstas en el proyecto, desde los vestuarios a las salas técnicas, además de la realización de las gradas, desde el campo de fútbol de césped artificial, pasando por la pista de 8 calles y el campo polivalente anexo. El estadio Mbuco Mabele es el primer campo de fútbol de la provincia de Cabinda y el uso de estructuras vanguardistas y tecnologías más avanzadas, aprobadas por las federaciones internacionales, hacen de él un centro deportivo de altísima calidad. Para el campo de fútbol se utilizó el sistema de hierba artificial Mondoturf NSF Monofeel, mientras que para la pista de atletismo se eligió el pavimento Sportrack y para el campo polivalente el Sportflex Impronta Foca. Los asientos elegidos para las gradas fueron Mondoseat 6. “Siempre prestamos mucha atención a la selección de los mejores productos para cualquier proyecto en África. Es cierto que la instalación exige más mantenimiento, pero desde este punto de vista estamos atentos a elegir el mejor equipamiento y proporcionar una adecuada formación a los dirigentes locales. Esta filosofía es parte integrante de nuestra empresa”, afirma Carlos Paixao.
“El distrito de Buco-Zau tiene ahora un gran estadio de fútbol con instalaciones de primer nivel, gracias a la profesionalidad y al duro trabajo realizado por Mondo”, comenta Anibal Rocha, Gobernador de la Provincia de Cabinda y responsable de los proyectos deportivos en esta región de Angola.
 

Proyectos Similares